Lebenpharma

 
lonchera saludable

Menú para una lonchera saludable: Cuida a tus niños

La salud de nuestros niños es algo sumamente importante, es por eso que debemos cuidar qué comen a diario, incluso si no estamos con ellos para supervisar.

Es por eso que queremos proponer un par de ideas para que tu niño disfrute su merienda sin excesos que puedan poner en riesgo su salud e incluso mejorar la digestión.

La importancia de una buena dieta en la infancia

Las dietas equilibradas son sumamente importantes a cualquier edad, pero especialmente en la infancia,  ya que al ser un sistema en desarrollo, las necesidades son diferentes a las de un adulto, los nutrientes, carbohidratos y calorías deben consumirse en diferentes cantidades.

La dieta equilibrada desde la infancia puede ayudar a los niños a crear hábitos saludables desde temprana edad, prevenir enfermedades y fortalecer huesos y músculos, los cuales no se verán muy afectados en aquellos casos en los que nuestros niños juegan y puede haber caídas, golpes, raspones, entre otros.

Para conocer cómo es una dieta equilibrada, debes primero saber qué puede contener:

  • Vitaminas y minerales: Estimulan y fortalecen el funcionamiento del sistema inmunológico, favorecen el crecimiento y desarrollo normal del niño, ayudan a los órganos a realizar sus funciones correctamente. Recomendamos la Vitamina C.
  • Proteínas: Son una fuente importante de energía, también ayudan a la rápida regeneración de los tejidos y a la construcción de tejido muscular. 
  • Grasas: Contrario a lo que se cree, el consumo de grasas es importante para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, ya que estas facilitan el transporte de las vitaminas a través del cuerpo, reservas de energía en caso que no haya comida disponible.  
  • Carbohidratos: Son la fuente principal de energía para nuestro cuerpo, también ayudan a la reparación de tejidos y se pueden encontrar en diferentes presentaciones, cómo azúcar, harina, incluso frutas y verduras.

¿Cómo es una dieta balanceada?

Lo principal es consumir alimentos variados, en las cantidades adecuadas para la necesidad de cada cuerpo, la finalidad de una dieta balanceada es que aprendamos a conocer las necesidades de nuestro cuerpo, para obtener la energía suficiente para el día, y en caso de los niños, los nutrientes necesarios para crecer y desarrollarse adecuadamente.

Uno de los puntos principales de una dieta balanceada es consumir los alimentos suficientes, para crear la lonchera para tu niño, debes hacer un estimado de las porciones e irlas ajustando según lo que comunique el niño, para que siempre esté a gusto con su lonchera, adicional a esto, debes escuchar las recomendaciones de tu médico de confianza, ya que las porciones de alimento diarias también dependen de la edad, altura, peso, sexo y actividad diaria de cada individuo.

Es verdad que los niños pueden ser un poco complicados a la hora de la comida, es por eso que tenemos algunos consejos para que tu niño se anime por las deliciosas sorpresas que le esperan cada día.

  • Si realizas un abastecimiento a largo plazo (mensual), incluye varias frutas y verduras, recuerda que debes incluirlas en todas las comidas, y lo mejor es realizar una compra de frutas y verduras de forma semanal, para evitar que se dañen.
  • Deja que tu niño escoja los alimentos que desea llevar, pero enséñale a tomar las decisiones más saludables, también deja que participe en la creación de su menú.
  • Escoge otras fuentes de proteína para mejorar digestión y los niveles de energía, además de la carne, como el huevo, maní u otros frutos secos.
  • Busquen cereales integrales que sean deliciosos o prepara sándwiches con pan integral para que el niño ingiera más fibra. 
  • Los alimentos en paquete, los dulces o jugos envasados pueden estar acompañados de otros alimentos saludables, pero lo mejor es no combinarlos. 
  • No obligues a tu niño a comer todo lo que hay en su lonchera, ya que esto puede enseñarles a seguir comiendo aunque ya estén satisfechos, si no tienen hambre lo mejor es que no coman.  

Teniendo en cuenta lo anterior, aquí están algunos menús que pueden funcionar en una lonchera para niños:

Menú 1

Arepa de queso

Una porción de maní

Jugo de fruta natural sin azúcar (o poca)

Menú 2

Wraps de jamón, queso y espinaca

Fruta en trozos

Agua

Menú 3 

Ensalada de frutas acompañada de queso o crema de leche

Agua 

Menú 4

Torta de zanahoria

Yogurt natural

Una porción de almendras

Consecuencias de una mala alimentación

La nutrición y salud infantil están muy ligadas, ya que si el niño tiene una buena alimentación, es poco probable que se enferme.

Una mala alimentación puede perjudicar el desarrollo cerebral del niño, también puede ralentizar el procesos de aprendizaje, debilitar su sistema inmune, afectar su peso, fomentar la aparición de caries, entre otros.

Es importante tener en cuenta que el estómago es el órgano principalmente afectado por la mala dieta, el niño puede desarrollar a largo plazo gastritis, o a corto plazo, enfermedades pasajeras como el estreñimiento y la diarrea.

No podemos usar cualquier remedio para diarrea en niños, ya que no sabemos qué puede estar realmente ayudando o afectando aún más la flora intestinal, es por eso que lo mejor es acudir con un experto y adquirir productos que se especialicen en la salud digestiva de nuestros niños.

Este es el caso del Uprobium gete junior, un suplemento dietario que ayuda con la regeneración de la flora intestinal y ayuda al sistema digestivo a retomar sus funciones con normalidad y de una forma sana. El Uprobium contiene prebióticos, probióticos y vitaminas que ayudarán a tu niño a retomar la salud de su pequeño estómago, mejorando la flora intestinal y optimizando el funcionamiento digestivo.

Con Uprobium, podremos comenzar a retomar las buenas prácticas de alimentación que te mencionamos en este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Hola 👋🏻
¿Necesitas ayuda?