Lebenpharma

 

Artritis y reumatismo: Definición, causas, síntomas y tratamientos

artritis y reumatismo

Artritis ¿Qué es?

La artritis es una enfermedad que se da por la inflamación de una o varias articulaciones de nuestro cuerpo, produciendo dolor en la zona, dificultad para moverse o deformación. Esta enfermedad se presenta en la mayoría de los casos en mujeres y en el caso de los niños, se presenta por enfermedades autoinmunes o por lesiones.

Existen dos tipos comunes de artritis:

La osteoartritis:

También conocida como enfermedad degenerativa de las articulaciones, la cual aparece luego de un trauma, una lesión en la articulación o con la edad. El desgaste articular y la rotura progresiva son las que causan la inflamación en las zonas.

La osteoartritis tiende a afectar las siguientes partes del cuerpo:

  • Articulaciones de los dedos.
  • Los hombros.
  • Bases de los pulgares.
  • Las caderas.
  • Las rodillas.

La artritis reumatoide:

La AR es una enfermedad autoinmune que es causada por el ataque de las propias defensas del cuerpo al recubrimiento de las articulaciones, llegando a dañar la articulación, es especial el cartílago. Esta enfermedad se presenta principalmente en adultos jóvenes y su control es lento, debido a la curación espontánea de baja frecuencia, sin embargo, con un correcto tratamiento se consigue un buen control de la enfermedad.

La artritis y reumatismo tiende a afectar las siguientes partes del cuerpo:

  • Los pies.
  • Los nudillos.
  • Las muñecas.
  • Articulaciones grandes de las extremidades.
  • El cuello.

Causas de la artritis

Las causas de la artritis son complejas y variadas, esta enfermedad se puede desencadenar por más de 100 enfermedades, en el caso de la osteoartritis es causada por lesiones, traumas, infecciones, la gota o la condrocalcinosis.

Mientras que, las causas de la artritis reumatoide son desconocidas, se han encontrado factores que pueden causar este tipo de artritis, como las hormonas, el ambiente o los genes.

Lo que sí se sabe, es que esta es una enfermedad autoinmune que se da, porque no funcionan correctamente las células del sistema inmunológico, provocando que estas ataquen las articulaciones sanas.

Te podría interesar: 10 formas de fortalecer el sistema inmune.

Síntomas de la artritis

Los síntomas que indican signos de cualquier tipo de artritis son:

  • Inflamación de las articulaciones.
  • Dolor articular crónico.
  • Reducción de movilidad de las articulaciones.
  • Hinchazón o rigidez articular en las mañanas o luego de hacer ejercicio.
  • Deformidad de articulaciones.
  • Enrojecimiento y sensibilidad en la piel alrededor de las articulaciones.

Otros síntomas que no son tan frecuentes, pero que también son causados por la artritis son:

  • Dolor de cuello.
  • Dolor de pecho.
  • Fiebre inexplicable.
  • Boca seca.
  • Bultos o manchas en la piel.
  • Hormigueo en las manos.
  • Ojos rojos o sensación de mugre.

Artritis tratamiento

El tratamiento de la artritis varía de acuerdo a la zona de la enfermedad crónica, el tipo de artritis o el nivel de severidad en el paciente, los tres tipos de tratamiento son:

1. Medicamento para la artritis

Estos son usados para reducir la inflamación y disminuir el dolor de las articulaciones, algunos medicamentos son de venta libre o formulados por médicos, sin embargo, también existen tratamientos alternativos igual de efectivos como los son los suplementos dietarios, por ejemplo Arthromol jarabe, mejor conocido como medicina ortomolecular.

¿Arthromol jarabe para qué sirve?

Arthromol jarabe no es un medicamento, pero si es un suplemento dietario diseñado específicamente para ayudar en el manejo de trastornos articulares, musculoesqueléticos y osteoartríticos, el desgaste articular, regeneración de cartílago, el dolor articular crónico y demás enfermedades articulares.

2. Cirugía para artritis reumatoide

Este es uno de los mejores tratamientos de la artritis para algunos pacientes, debido a que la cirugía se hace para reemplazar la articulación como tal o hacer una fusión articular.

3. Terapia para la artritis

Las terapias mejoran el movimiento y la flexibilidad de las articulaciones, así mismo fortalece los músculos y huesos, estas se pueden hacer con ejercicios fisioterapéuticos, masajes articulares, aparatos ortopédicos o terapias con agua. 

Tratamiento de artritis reumatoidea

En el caso específico de la artritis y reumatismo, se hace un tratamiento y un seguimiento de la enfermedad de forma multidisciplinar y se pueden emplear dos tipos de tratamiento:

1. Tratamiento de las articulaciones

Para reducir las inflamaciones se puede actuar localmente con infiltraciones, material ortopédico especial o en casos de articulaciones dañadas gravemente, lo mejor sería realizar una cirugía para reparar.

2. Tratamiento farmacológico

Para aliviar el dolor y disminuir las inflamaciones se deben usar antiinflamatorios no esteroides (AINEs), además todo paciente con artritis reumatoide debe comenzar un tratamiento con fármacos antirreumáticos y bajas dosis de corticosteroides.

En el caso de pacientes que no respondan al tratamiento mencionado anteriormente, se debe utilizar fármacos biológicos.

Artrosis y artritis

La diferencia entre artrosis y artritis es que la artrosis es un desgaste lento del cartílago articular, es decir, el tejido que amortigua y recubre la articulación, mientras que la artritis es la inflamación crónica de la membrana que recubre la articulación llamada sinovial, siendo esta última una enfermedad más grave, ya que además del fuerte dolor y la dificultad para moverse, también termina dañado el cartílago, los tendones, los ligamentos y los huesos de forma rápida.

¿Cómo prevenir la artritis reumatoide y la osteoartritis?

Para terminar, te dejamos 8 consejos para prevenir trastornos articulares:

  1. Evitar hacer movimientos repetitivos, sobre todo con las manos.
  2. Usar férulas en las noches para mantener la posición adecuada de los dedos.
  3. Dormir entre 8 y 10 horas en la noche.
  4. Cuando se tengan las articulaciones inflamadas, lo mejor es mantenerlas en reposo, evitando doblar la articulación.
  5. Evitar hacer fuerza con las manos.
  6. Evitar estar mucho tiempo de pie.
  7. Practicar ejercicio habitualmente.
  8. Usar calzado adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Hola 👋🏻
¿Necesitas ayuda?